Persona favorita

Tranquila no me refiero a ser humano que tanto quieres. Si no a tu nueva persona favorita, a esa que atraerás con contenidos  y comprará las colecciones.

  • ¿Qué está haciendo en estos momentos? ¿Meditando? ¿En el gimnasio? ¿Descansando? 
  • ¿Qué desea?
  • ¿Qué aspira?
  • ¿Qué le teme?
  • ¿Qué quiere?
  • ¿Por qué lo quiere?
  • ¿Cómo se comunica?
  • ¿Qué lugares frecuenta?
  • ¿Cuáles son sus sueños?
  • ¿Por qué compra tus accesorios?
  • ¿Se identifica con tu propuesta?

Las preguntas son infinitas, mientras más sepas de ella, mejor.

Ejemplos:

Perfil de Arkayaña oficial:

  • Mujer independiente económicamente.
  • Con una historia relacionada con estereotipos, creencias limitantes.
  • Usualmente reflexiona de su entorno, mientras sigue creciendo profesional, familiar y espiritualmente.
  • Con aspiraciones de ser libre de creencias, pensamiento, personas y estereotipos que no le permiten ser feliz o no aportan tranquilidad en su vida.

Perfiles propuestos:

Perfil A:

  • Mujer mayor de 30 años.
  • Minimalista.
  • Gusto por accesorios sencillos.
  • Inclinación por diseños poco comerciales.
  • Preferencia por productos handmade.

Perfil B:

  • Pareja que busca regalar accesorios.
  • Detallista.
  • Se acerca su  aniversario.
  • Busca sorprenderla constantemente.
  • Comprende el concepto de la marca.

Perfil C:

  • Hija que se identifica con  la propuesta de Arkayaña.
  • Desea compartir  momentos especiales con su mamá.
  • Por medio de los accesorios quiere crear vínculos emocionales con ella.
  • Disfruta de las festividades (cumpleaños, aniversarios).
  • Tiene un lazo especial con su mamá.

¿Son los únicos perfiles?

No, solo son ejemplos para que notes que las posibilidades son infinitas.

Descuida el perfil no es algo que sale de la noche a la mañana, es preciso tomar un tiempo y reflexionar a quién y cómo vas a comunicarte, para compartir con ella  la propuesta de valor.

Porque no es lo mismo hablarle a una guapa en sus 30`s a un guapo, los contenidos de forma y fondo son distintos, por eso es importante saber cómo es tu nueva persona favorita, para luego conectar con ella.

Si no defines a tu persona favorita, tu propuesta, tiempo y dinero no servirán de nada, porque tratarás de hablar con todos y al final no conectarás con  nadie.

Espera y ¿el dinero?

Es cierto, hemos definido el comportamiento de la guapa y aún no hemos comentamos la situación económica y ¿sabes qué? Estás en lo correcto.

La guapa ideal  puede adquirir las colecciones, tanto a plazos (tarjeta de crédito) o al contado. ¿Qué significa esto?

Qué probablemente tu «vecina o conocida» que le gustan los colores exóticos y que solo usa imitaciones de  marcas , no pertenece a tu nicho.

Sencillamente porque no está  dispuesta a usar algo minimalista, «poco conocido» y «caro». Simplemente porque ella solo busca aparentar pertenecer a cierto «nivel socioeconómico». Por esa razón solo usa imitaciones de marcas conocidas.

Por el contrario, la marca busca reflejar, la esencia de las guapas, intenta resaltar aquellas inquietudes por medio de piezas. Es más interno, que externo.

¿Ahora notas la diferencia entre la marca y tu «vecina o conocida»?

No intentes venderle a ella, no gastes energía en explicarle la propuesta. Ella no es tu guapa ideal. Y es probable que te desanime y critique por ser distribuidora de una marca «poco conocida», así que cuida tu energía e ignórala. No merece tu atención.

Ok, entendí la idea, pero mi guapa ideal no tiene para darse ciertos gustos, aunque los desee.

¡Y tienes toda la razón!

Aquí el caso es más fácil, porque lo que vendes es una emoción o aspiración.

Lo explico con un ejemplo: ¿Recuerdas en navidad, cuando se reunían todos en casa y llegaba tu tía, que a pesar de sus limitaciones económicas daba buenos regalos? ¿Solo por quedar bien? ¿Y siempre quería sobresalir con el mejor regalo?

¿Te has puesto a pensar que hay detrás de esos regalos? ¿Buscaba aceptación, admiración, reconocimiento, ego, o algo más con los regalos? Piénsalo.

Es simple, si le gusta tu propuesta verá la forma de comprarlo. Créeme hasta tu lo has hecho, cuando has querido darte un capricho y el pago lo dividiste en mil cuotas. ¡Hey, también he estado ahí! ¿Qué levante la mano quién no lo ha hecho?

Así que no te preocupes tanto por la posición económica de la guapa, porque si en realidad lo quiere, ella verá la forma de comprarlo.

Enfócate, en su comportamiento, porque al final eso es lo que vende.